Posts etiquetados ‘gadaffi’

Hace tiempo comenté una foto en la que Barak Obana – actual adalid de la libertad y la democracia – saludaba afablemente a Muamar Gadaffi – actual ex-dictador demoníaco, símbolo de todos los males que asolan la Tierra – .

Estos días, de manera fortuita he tropezado con otra foto digna de mención. En ella dos personajes – ambos murieron plácidamente en sus camas – vestidos de blanco se saludan  amistosamente. El de la izquierda, embutido en uniforme plagado de botones dorados, luce un bigote bien arreglado y mira con cierto desafío al de la derecha. que, por su parte, muestra una sonrisa congelada que no sabemos si finalmente se tuerce en una mueca de desprecio – es todo lo que merece el de la izquierda – y viste un hábito blanquísimo.

El de la izquierda fue un genocida, un usurpador golpista y un asesino despiadado. Despachó a miles de demócratas lanzándolos en mitad del océano, o de una cadena montañosa, desde un avión. Desató un régimen brutal y sanguinario en el que la tortura era la antesala de la muerte… No me resisto a detallarles una de las mayores crueldades que se cuentan de sus esbirros… si lo prefieren dejen de leer.

A los desdichados que la sufrieron se les sentaba en una olla y se les ataba. La olla se calentaba… en su interior se colocaba una rata viva… ¿Divertido, verdad?

¿Sabría el de la derecha cuando estrechó la mano al de la izquierda todas estas barbaridades?

Si no lo sabía, como jefe de Estado que fue, era un irresponsable por no informarse de la catadura moral – su trabajo consistía en juzgar la catadura moral de los demás – de con quién se reunía; si lo sabía, era un hipócrita redomado.

¿De qué hablarían cuando se sentaran a tomar el té? ¿Del bonito día soleado? ¿De lo grandiosa que está tras la restauración la fachada de la Catedral de Santiago de Chile? ¿De lo bien que quedan ellos dos plantados frente al altar donde se venera la imagen de un hombre que – según el de la derecha predica – dio la vida asesinado por enfrentarse a gente como ellos?

No pretendo dar lecciones de ética ni mucho menos de moral católica – para eso está el sucesor del tipo de la derecha – pero a veces, basta tropezarse con una vieja fotografía para que se le remuevan a uno las tripas y le den ganas de gritar bien alto que al menos no nos tomen por idiotas.

Menos mal que siempre nos quedará Ibai y su vuelta al cole.

Recomiendo:

La foto

Ibai vuelve al cole

Anuncios

La foto

Publicado: 25 agosto, 2011 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Los dos hombres se estrechan la mano y se miran con aparente cordialidad, sin miradas esquivas, uno es más alto que el otro, pero no demasiado. El del pelo corto tiene la piel oscura y viste un elegante traje de corte occidental en cuya solapa luce un pin, probablemente las barras y estrellas que adornan la bandera de su país. El otro tiene la piel más clara, el pelo negro ensortijado y cubre su cabeza con un sombrero de colores rojos y dorados que hacen juego con sus ropajes coloridos que permiten suponerle un origen africano. En su mano adivinamos un anillo que se oculta parcialmente bajo la mano del occidental, mano que no está entregada totalmente, como si el hombre que la ofrece fuera reticente a estrechar por completo los lazos que le unen al otro.

El africano es un dictador que lleva más de cuarenta años enriqueciéndose a costa del petróleo que la muerte azarosa de dinosaurios en un desierto ha hecho brotar. El mismo oro negro que le ha permitido someter impunemente a su población sin que a nadie le importe – siempre que el suministro a nuestros países esté garantizado – .

Mirando la foto en la que dos mandatarios se estrechan la mano con afabilidad nadie sospecharía dobleces o intenciones ocultas tras las sonrisas cordiales.

Sin embargo el del sombrero está dispuesto a masacrar a su pueblo si su estatus quo peligrara y el americano tiene preparado un discurso para congratularse por de la caída del otro a manos de unos rebeldes sustentados por sus millones, sus armas y sus estrategas militares.

Y los demás nos tragamos el discurso y le apoyamos con nuestras bases y nuestro ejército y le llamamos “misión humanitaria” y lamentamos los daños colaterales cuando una bomba perdida mata a familias de civiles inocentes.

Me repugna Gadaffi.

Siempre me repugnó el babeo de nuestros políticos en las visitas estrafalarias que – por favor no lo olvidemos – ha realizado a España, con su cohorte de vírgenes y sirvientes, con sus caballos, con sus jaimas… Los alcaldes de nuestras ciudades le han recibido con inclinaciones de cabeza tan pronunciadas que rozaban la mugre del suelo con sus calvas limpias como nuestros bolsillos.

Pero más me repugna la hipocresía y el pretender tomarnos por idiotas sin memoria a medio plazo.

Señores que sí, que es un dictador y un asesino pero ¿no lo sabían ustedes cuando se hicieron la foto con él?

Por favor, hagan lo que tengan que hacer, pero no nos vendan la moto.

El dato: Libia produce el 12% del petróleo extraído en África y es el país número 14 del mundo en exportaciones de barriles. Estados Unidos es el principal consumidor de petróleo del mundo.