Toma dos tazas

Publicado: 26 septiembre, 2012 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Hace años, un amigo que vivió una temporada en Estambul me contó que estaba viendo las noticias y aparecieron unas imágenes de disturbios terribles, mi amigo se acercó a la pantalla preguntándose dónde estaría sucediendo aquello, parecía una guerra.

Se trataba de España.

Las imágenes mostraban incidentes en Euskadi y la televisión turca las emitía con todo lujo de detalle, sin ahorrarse nada. Aquella era la época gris en la que el terrorismo callejero golpeaba un día sí y otro también, y la mayoría de las cadenas de televisión españolas tenían un acuerdo tácito y nos ahorraban las escenas. Los turcos no.

Ayer se produjeron unos sucesos terribles en Madrid, porque numerosos ciudadanos decidieron manifestarse en las cercanías del Congreso de los Diputados y, en mi opinión, tras leer las noticias y ver las imágenes, la policía realizó una actuación vergonzante y desmesurada. La saña y la crueldad con la que se emplean los antidisturbios me recuerdan a los tiempos oscuros y sanguinolentos del franquismo, donde una reunión de más de tres personas era considerada un contubernio judeomasónico que atentaba contra el sanguinario régimen. Si a esto añadimos el silencio ominoso de la televisión pública – la que se paga con nuestros impuestos para que nos cuente lo que sucede – tenemos el vomitivo cóctel completo.

Quizá tve debería seguir el ejemplo de la prensa internacional de hoy, que se hace eco de los incidentes de ayer en Madrid y la mayoría de las portadas de los grandes medios de comunicación presentan imágenes escalofriantes de manifestantes sangrando o siendo golpeados por la policía.

Y aún queda el ingrediente del ataque de la derecha recalcitrante mediática que de una forma absolutamente alucinante, parece que viven en otro país, distorsionan lo sucedido para convertirlo en un ataque de las hordas rojas contra el Estado de Derecho. Los Miguel Angel Rodrígez (MAR para los amigos),los Federico Jiménez Los Santos y los Carlos Herrera hablan de “golpistas”, “izquierda radical y violenta” y destilan tanta bilis que si un día se muerden la lengua morirán envenenados. Pero, al fin y al cabo les pagan por opinar, y tienen perfecto derecho – que no estoy seguro que ellos otorguen a los demás – a hacerlo,  lo que no es de recibo es que la presidenta de una comunidad autónoma y secretaria general del partido popular tache de “golpismo” y compare la manifestación de Madrid con el veintitrés de febrero de 1981 – cuando guardiaciviles y militares armados tomaron el Congreso -. Es absolutamente patético que esta señora, con una responsabilidad de gobierno importantísima, se permita el lujo de comparar a miles de ciudadanos que ejercen su derecho a decir en la calle lo que les salga de las narices, con una intentona golpista que sacó los tanques a la calle en Valencia y estuvo a punto de dar al traste con la democracia parlamentaria. Lo más parecido que he visto en las imágenes a un grupo de militares apuntando a unos parlamentarios en el 81, ha sido a unos policías golpeando como animales rabiosos a gente desarmada.

Estoy muy cabreado, indignado, enfadado y asombrado, porque es que no doy crédito a que los mismos que acusan al pasado gobierno de la crisis – que recordemos es mundial – nos tachen de vándalos por ser de izquierdas. Y se marcan frases tan ingeniosas como “los que cuentan son los que no han ido a Madrid a manifestarse” ¿Esto quiere decir que aplicarán la misma regla al resultado electoral y tendrán en cuenta solamente a los millones de españoles que no les votamos?

En este maremágnum de oscurantismo, al menos hay gente que trata de hacer lo correcto, aunque se juegue – literalmente – la cabeza, como un camarero que impidió a los antidisturbios la entrada en su bar, donde se refugiaron decenas de personas.

Cuando salgamos de esta será por gente comprometida que se enfrenta a su miedo para echarles arrestos al tema, no por los señores trajeados, con sus dietas y sus complementos salariales, que se sientan en su escaño a dormitar mientras la gente lo pasa mal.

En fin, ¿no queríais PP? pues ahí tenéis dos tazas.

Enlace: El camarero que se enfrentó a policías en el 25S

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s