La Luna Azul

Publicado: 7 septiembre, 2012 en opinión, Personal
Etiquetas:, , , , , ,

Cuando un mes tiene dos lunas llenas, a la segunda se le denomina luna azul, este curioso fenómeno sucede aproximadamente cada tres años. La última luna azul se asomó el Viernes pasado, 31 de Agosto.

Aquella noche la luna estaba espléndida, hermosa, bella y mágica. Antes, la mañana en Sevilla había amanecido luminosa, con el cielo de un azul limpio, de paisaje de foto. Por la tarde, el calor incitaba a las cigarras para que insistieran en su cantar, y el sol caía a plomo sobre los pocos paseantes que se aventuraban a asomarse a la calle.

Aquel fue el día en el que mi hija Susana decidió nacer, a las 19:23 de la tarde, en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Mi preciosa lunita azul es muy pequeñita, sietemesina, pues se empeñó en conocer el mundo antes de tiempo, sin embargo es fuerte, tiene una gran vitalidad y lucha como una jabata para seguir adelante.

Cuando la vida se presenta así, y repentinamente tu existencia se da la vuelta como si fuera un calcetín; cuando te asomas al abismo cruel y todo el sentido de tu universo pende de un hilo, tienes dos opciones: rendirte y dejar que la oscuridad se te lleve, o apretar los dientes y mirar hacia adelante.

Hemos tenido la inmensa suerte de que todas las piezas encajaran milimétricamente y mi hija se encuentre sana y salva, pequeña, pero fuerte y con todas las posibilidades por delante. La suerte nos acompañó al ser atendidos en uno de los mejores hospitales de España, por un grupo de profesionales maravillosos, profesional y personalmente. La atención que hemos recibido ha sido exquisita, la ternura y el cuidado con el que mi mujer ha sido tratada, digna de ser elogiada. Los medios, impresionantes – imagino que la incubadora “nave espacial” en la que mi pequeña duerme cada día tendrá un coste de decenas de miles de euros – , y la organización, extraordinaria.

Cada día que paso junto a mi hija, conozco las historias de otros padres que como yo, aún están con el corazón en un puño, impotentes y angustiados al ver a sus hijos en peligro, y no puedo más que dar las gracias a todos y cada uno de los enfermeros, auxiliares y médicos que están pendientes de que todo marche bien.

Estos días estoy prácticamente desconectado de la actualidad, pero me llegan ecos de más recortes en sanidad, de pruebas y tratamientos que dejará de cubrir la seguridad social. Entiendo que en tiempos de crisis haya que recortar – independientemente de que el motivo sea recoger los lodos de los polvos que sembraron los pésimos gestores de antaño, de uno y otro color, me da exactamente igual – pero no concibo que se plantee recortar en sanidad, en la salud de las personas.

¿Qué pretenden? ¿Una clase media baja enferma y desasistida, además de inculta?

Junto a mi hija duerme inquieta una bebé marroquí, hermosa, grande y preciosa, mañana tiene que ser operada de una grave dolencia cardiaca, y ruego porque todo salga bien.

¿Será esto posible en la España que nos están “decostruyendo”, cual plato de Ferrán Adriá?

Solo puedo suspirar, alegrarme de mi suerte, y saludar alborozado a la luna azul, que el Viernes pasado nos iluminó a todos; a listos, tontos, pobres y ricos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s