Querido lector,

Permíteme que hoy abuse de tu paciencia y te cuente algo personal, desde la más absoluta inmodestia.

Un día, un primo mío que es un auténtico artista, me propuso colaborar con él en la elaboración de un guión para una película que quería dirigir, y le rondaba por la mente. Me esbozó su idea, basada en un caso real, e inmediatamente me sedujo. Le devolví algunas páginas, muchas ideas, y quiero creer, un pequeño impulso inicial para ese estupendo guión en el que está trabajando, que estoy seguro acabará convirtiéndose en una magnífica obra de arte.

Este pequeño relato que te ofrezco, nace inspirado en la historia y es consecuencia de aquellas semanas en la que exprimí mi escaso ingenio.

Ahora, meses después, una asociación cultural ha considerado interesante tenerlo en cuenta y me ha otorgado la categoría de finalista.

Desde aquí, doy las gracias de todo corazón, porque estos pequeños regalos que uno se encuentra, llenan de color el gris empedrado.

Y ya, sin dar más la lata, te invito a que descargues y leas “fundido en negro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s