Impunidad asesina

Publicado: 5 abril, 2012 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , ,

En ocasiones el mundo es un lugar cruel y despiadado. Siempre lo ha sido, pero ahora los medios de comunicación nos lo recuerdan – por si acaso se nos ocurre tratar de vivir más o menos tranquilos en nuestro micromundo – a diario.

Los telediarios muestran imágenes brutales – por supuesto con la pertinente advertencia “las imágenes que están a punto de ver pueden herir su sensibilidad” – en cascada, con intención de “informar”, y de tanto ver barbaridades y escuchar salvajadas, uno se inmuniza, aunque sea un poco, más que nada para no echarse a llorar.

Sin embargo a veces, a pesar de la deshumanización a la que involuntariamente nos vemos arrastrados, hay noticias que rasgan la débil cortina de la indiferencia.

“En ocasiones el mundo es un lugar cruel y despiadado. Siempre lo ha sido, pero ahora los medios de comunicación nos lo recuerdan a diario.”

Y entonces miramos con los ojos llenos de espanto la pantalla o la foto, que muestra una escena durísima, real y bestial.

Oksana Makar era una joven ucraniana de 18 años, que fue violada, estrangulada, quemada y abandonada – dada por muerta por sus asesinos – en una zanja. Oksana fue encontrada y trasladada a un hospital donde agonizó durante 19 días, hasta que finalmente murió.

El crimen es deleznable, pero hay un detalle más, un detalle que añade una dosis de crueldad extra a la ya de por sí impactante noticia.

Sus presuntos asesinos podrían quedar impunes.

Ucrania – uno de los dos próximos organizadores de la Eurocopa de fútbol – es uno de los países con mayor índice de corrupción – una suerte de lista de los más sinvergüenzas – del mundo y cada ves es más habitual que los políticos, los funcionarios o sus allegados cometan crímenes con total impunidad. En el caso de Oksana dos de los sospechosos son hijos de funcionarios.

“No acabo de entender esta especie de reverencia judicial y social ante las personas que ocupan cargos que en teoría son ocupados para servir a los demás.”

No acabo de entender esta especie de reverencia judicial y social ante las personas que ocupan cargos que en teoría son ocupados para servir a los demás. Da la sensación de que algunas de las autoridades civiles de los antiguos países comunistas mantienen aún sometida a la sociedad a través del terror que tanto se usó tras el telón de acero. Probablemente algunos no entienden que algunas – muchas – cosas han cambiado y que ya no es tiempo de privilegios obtenidos a través del abuso.

Aunque lo peor no es que exista una minoría que trate de imponer su ley por la fuerza, lo peor es que los jueces, la policía y la propia sociedad ucraniana agache la cabeza o mire para otro lado para no ver.

El caso de esta pobre chica parece haber removido conciencias y puede que se convierta en el punto de inflexión que suponga el cambio social.

Ya no hay futuro para Oksana, pero a lo mejor sí para su país.

Enlace: Muere la joven ucraniana violada y quemada por tres hombres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s