¡Paco, estamos contigo!

Publicado: 9 febrero, 2012 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Acabo de escuchar al abogado de Garzón decir que aún no se ha leído la sentencia en la que su defendido es condenado a once años de inhabilitación porque considera necesario leerla con sosiego y desapasionadamente.

Bonitas  palabras para ser capaz – o querer – utilizarlas.

No es mi caso.

No quiero sosiego ni renunciar a la pasión.

Quiero sentir este revoltijo en las tripas, esta indignación que sube por mi garganta y se extiende por mi sangre, que me la quema, que me pone de tan mala baba que tengo ganas de coger un saco de boxeo y pegarle fuego.

El juez Baltasar Garzón no es santo de mi devoción. Nunca he conseguido entender el  aparente – al menos para mi – y constante interés de este juez por estar en el candelero. Me ha dado la sensación de ser un poco vanidoso, algo estrella y con cierta necesidad de que hablen de él. Pero esto no es óbice para que le considere un juez honrado y valiente. Un juez que se enfrentó a sus excompañeros del PSOE, encarcelando a antiguos ministros socialistas y secretarios de estado por el caso de los GAL. Un juez que fue el único- el único del mundo – capaz de conseguir que Pinochet se acojonara, aunque fuera sólo un poquito, por unos meses, y que tuviera que intervenir la propia Dama de Hierro – Margaret Thatcher – personalmente para conseguir que el Gobierno del Reino Unido le montara deprisa y corriendo en un avión, para que el asesino chileno huyera con alevosía y nocturnidad. El mismo juez que ha condenado a multitud de etarras, narcotraficantes, delincuentes. El que se ha atrevido a no volver la vista, ni a arrugar la nariz, cuando salen a la luz los hedores putrefactos de las fosas comunes excavadas por los franquistas.

La hija de Garzón ha escrito una carta, como solamente una hija puede hacerlo, hablando de su padre, de su honradez, de sus principios, de sus valores, echando en cara a sus detractores y perseguidores su brindis con champán – estos no brindan con cava, que es catalán – . Y la carta es una pieza más del puzle de la indignidad que han conformado estos impresentables.

Pero esto no acaba aquí, ni mucho menos. Aún tenemos que soportar el caso de las fosas comunes del franquismo. Caso en el que el propio juez instructor de la causa asesora a la acusación y le ayuda a elaborar el escrito que presentan… atención, ¡al propio juez!

Es de locos.

Y para colmo, mi desasosiego y mi pasión se alimentan con un tuit, un maldito comentario de ciento cuarenta caracteres, de un sinvergüenza que dice literalmente “Mi enhorabuena a los jueces del caso de Garzón. Han hecho muy bien su trabajo, como siempre”.  El firmante se llama Paco Camps, antiguo presidente de la comunidad autónoma de Valencia, reciente absuelto por el caso Gürtel – que instruyó Garzón en su momento -. El nivel de cinismo de este señor es casi tan inconmensurable como la dureza de su faz. Ahora comprendo por qué tiene una eterna expresión de guasa.

Se está desternillando en nuestras narices.

Porque mientras los jueces que le intenten encausar sean suspendidos seguro que resuena en su mente aquella frase que le lanzó en un mitin en Valencia el actual presidente del gobierno: “!Paco, estamos contigo!”.

Enlaces:

Carta de la hija de Garzón “A los que brindarán hoy con champán”

Garzón dice adiós a la carrera judicial al ser condenado a 11 años de inhabilitación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s