Navidad denunciada

Publicado: 2 diciembre, 2011 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , , , , ,

Cuando era pequeño – muy pero que muy pequeño – quise que mi Rey Mago favorito – Baltasar – me trajera un piano de juguete y mi padre me subió a la carroza para que se lo pidiera personalmente. Recuerdo aquel gigantón de piel “negra” como el ébano, mirándome sonriente y yo sentado, asustado y acongojado, frente a él.

El piano llegó al día siguiente, llenándome de felicidad – más adelante me enteré de que mi tía Conchy se había recorrido todas las tiendas de Motril buscando el dichoso juguete -.

La Navidad es para mí una época agridulce en la que este tipo de recuerdos bonitos se solapan con sentimientos amargos. De alguna forma siento que la obligatoria alegría que hemos de mostrar de cara a la galería, me chirría un poco. Cuando paseo por las calles iluminadas – en algunas ciudades, por bombillas de bajo consumo, que hay que ahorrar – e inundadas de sonidos, villancicos, papanoeles con barbas postizas mal fijadas, vendedores de castañas, y tiovivos ambulantes, se me encoje un poco el ánimo.

Cuando vuelvo a casa de mis padres y me reúno con mis hermanos, básicamente estoy triste, sufro de una suerte de depresión navideña que me esfuerzo en disimular – imagino que si están leyendo estas líneas, este año resultará más difícil fingir – contando chistes o maltratando alguna canción. No quiero decir que no me guste la Navidad, al contrario, me parece una época curiosa en la que fundamentalmente tratamos de engañarnos con buenos propósitos, lo suficientemente ambiciosos y llenos de generosidad como para que nos convalide el resto del año, en el que nos importan un pimiento los demás. Sin embargo, algo en el fondo de mi corazón rechaza de alguna forma toda esta parafernalia colorista, esta espiral consumista en la que nos dejamos enredar con facilidad – a pesar de todo, siempre acabo viendo la enésima reposición de “¡Qué bello es vivir!” sin poder reprimir una lagrimita-.

Esta mañana, en mitad de esta especie de tortura en la que imagino a un duendecillo con cascabeles, vestido de verde, haciéndome cosquillas con una pluma para que sonría sin parar, independientemente de que me apetezca o no, ha aparecido una noticia que sí que me ha hecho sonreír con sinceridad. Ha sucedido en Huelva: un juez ha desestimado la denuncia por lesiones – vamos, un caramelazo – de una señora contra el Rey Baltasar – el que me regaló el piano – argumentando razones como “imposibilidad de determinar su nacionalidad” o “ser un fiel seguidor suyo desde pequeño”.

Gracias, señor juez, porque en parte ha conseguido usted con su singular sentencia, que vuelva a creer en la magia de la Navidad.

Enlace: ¿Se puede juzgar al rey Baltasar por lesiones?

Anuncios
comentarios
  1. Andrés, muy bueno lo que escribes.
    A mi también en parte me gustaría acostarme y no levantarme hasta el día 9 de enero.
    Pero bueno, veámosle el lado positivo…
    La sentencia del juez también me parece adecuada a una tipa o tipo que está tan aburrido/a que ha llegado a ir a los juzgados a demandar al rey negro. Me imagino,que el abogado hasta le dio la razón y se habrá llevao un güen pellizco.
    A mi la navidad me parece en parte una hipocresía de tontas intenciones y comportamientos vomitivos. A mi me cuesta tragarme sapos y parece que hay gente a la que menos que ami….

    • Querido Dani,
      yo no radicalizaria tanto mi postura frente a la Navidad…simplemente me entristece un poco y la hipocresia generalizada no contribuye a mejorar mi animo.
      En el tema del juez y la denuncia, te doy totalmente la razón, la gente esta muy aburrida y deberia preocuparse de cosas mas importantes.
      Gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s