I don´t like Mondays

Publicado: 14 noviembre, 2011 en historias
Etiquetas:, , , ,

Los lunes no me disgustan especialmente aunque suelen ser algo perturbadores: los atascos son mayores, la gente llega con cierto mal humor al trabajo, como si les hubieran arrancado, sin preguntar, un poco de la felicidad acumulada a lo largo del fin de semana.

Sin embargo, hay personas que los odian intensamente.

Ese fue el caso de Brenda Ann Spencer  que con 17 años, armada con el rifle de su padre, asesinó en 1979 a dos personas e hirió a otras nueve. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho ella respondió “I don´t like Mondays” (No me gustan los lunes).

La frase es lapidaria e intranquiliza observar la mirada oscura de la joven, serena y convencida de que la única salida para su disgusto era la bestialidad que cometió.

El alma humana – en el sentido no religioso del término, sino en el de esencia natural que nos conforma – es un misterio y está llena de claroscuros. Ignoramos el dolor o la maldad que puede encerrar el envoltorio de normalidad del vecino al que saludamos informalmente cada día en el descansillo.

Usualmente estos descontentos o amargados suelen sufrir silenciosamente sin que nos enteremos jamás, pero en otros casos son como condensadores eléctricos que acumulan rabia y odio que estallará un día cualquiera, por ejemplo un lunes.

Un día vi como un hombre, borracho, acosado por unos niños que se mofaban de él, subió a su casa para bajar de nuevo al bar, armado con una escopeta – no fui lo suficientemente valiente como para asistir al final pacífico de aquella escena -. ¿Qué pensó en aquel momento su alcoholizado cerebro? ¿Qué pretendía? ¿Escarmentar a tiros a aquellos gamberros? Tal vez.

“Ignoramos el dolor o la maldad que puede encerrar el envoltorio de normalidad del vecino al que saludamos informalmente cada día en el descansillo.”

Quizá Brenda Ann pensó que el mundo merecía un escarmiento y su forma de expresarlo fue matando a tiros a varias personas. Desde luego su grito fue desgarrador y fue escuchado alto y claro, incluso inspiró una canción de Bob Geldof.

En algún momento de la vida hemos estado o estamos sometidos a presión, agobiados, desesperanzados, pero salvo la muerte – y según los creyentes ni siquiera eso – nada es irreversible, todo tiene una solución más o menos imperfecta que nos permite seguir adelante.

Siempre hay algo, una esperanza, aunque sea casi invisible, a la que agarrarse para sobrellevar el sufrimiento.

Incuestionablemente, las mimbres que nuestros padres nos ayudaron a trenzar, nos otorgan más o menos entereza en la vida y nos permiten afrontar las dificultades. Por ello hay que fomentar en los demás la autoestima, la capacidad de empatizar y ponerse en la piel del otro, la generosidad, la buena educación y en general valores que nos equilibren para vivir de manera razonablemente coherente.

“Todo tiene una solución más o menos imperfecta que nos permite seguir adelante”

Y cuando nos levantemos un Lunes, cansados y tristes por haber perdido demasiado pronto el fin de semana, encararemos con una sonrisa el nuevo día, sabiendo que lo que nos espera no es más que parte del reto de vivir.

Entonces podremos mirarnos al espejo y entonar “I don´t like mondays” que simplemente será el título de una canción.

Enlaces:

Blog Kurioso: “I don’t like Mondays”

Video de la canción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s