Añoranza por el misterio

Publicado: 9 noviembre, 2011 en historias, Personal
Etiquetas:, , , ,

Imagino que será inherente a la naturaleza humana el preguntarse acerca de lo desconocido. ¿qué pasa cuando morimos? ¿existe el más allá? ¿hay vida inteligente en otros planetas? ¿habrá alguien, parecido a mí, haciéndose estas mismas preguntas a millones de años luz de la tierra?

La oscuridad, el fondo marino, o las cuevas profundas nos fascinan porque podrían contener todo aquellos que imaginásemos: monstruos, tesoros, especies no clasificadas, peligros desconocidos… Desde niños deseamos y tememos por igual adentrarnos en el oscuro desván de algún caserón herrumbroso y abandonado.

Me acerqué al mundo del misterio comprando al peso revistas ajadas y antiguas en la feria del libro de mi pueblo, cuando apenas entendía lo que leía. Autores como Andreas Faber Kaiser, Erik Von Daniken, Robert Charroux, Juanjo Benitez o Peter Kolosimo me abrieron los ojos a las teorías de la conspiración, los extraterrestres, la exo-arqueología y otros temas fascinantes y extraños por igual.

Durante años consumí decenas de libros y publicaciones. De las que recuerdo, una de las más extrañas era la FSR (Flying Soucer Review – Revista de los Platillos Volantes) donde un exaltado Salvador Freixedo contaba que las apariciones de la virgen de Fátima eran proyecciones de una suerte de cinexin manejado por extraterrestres – juro que esto lo he leído -.

“Imagino que será inherente a la naturaleza humana el preguntarse acerca de lo desconocido”

A medida que pasaba el tiempo me volví más y más escéptico y con la edad, dejé de encontrar el punto romántico y aventurero a estas historias, me daba la sensación de que los llamados expertos mareaban la perdiz alrededor de los mismos arquetipos y temas.

En la Universidad, la exigencia de mi carrera me obligó a instaurar una especie de Edad Media – intelectualmente hablando – en la que cesé cualquier actividad de ampliación de conocimiento no relacionado con la ingeniería. Esfuerzo que por otra parte no significó un brillante expediente académico, sino una pérdida de afección hacia el misterio.

Muchos años después, un conocido me descubrió al ya fallecido Juan Antonio Cebrián – presentador del programa radiofónico “La Rosa de los Vientos” y gracias a la magia del mp3 y su voz profunda y templada, me reconcilié con mi fascinación por lo desconocido. Cebrián tenía un particular modo de contar sus historias y no sólo  hablaba de los clásicos temas ya mencionados, sino que nos enseñaba historia, literatura y muchos otros asuntos que siempre abordaba con un punto cínico y respetuoso que me maravillaba. Las gratísimas horas que me proporcionó su programa me provocaron una tristeza doble: el haberle conocido demasiado tarde – después de su muerte – y su propio y prematuro fallecimiento.

“Gracias a la voz profunda y templada de Juan Antonio Cebrián, me reconcilié con mi fascinación por lo desconocido”

Afortunadamente, recuperé esa vieja pasión dormida por lo misterioso y ahora – aunque no con el mismo fervor juvenil de antaño – sigo leyendo algunas obras dedicadas al misterio y escuchando de vez en cuando en la radio debates sobre estos temas.

Hace unas semanas se cumplieron cuatro años de la desaparición de Cebrián y hoy día, cuando siento que he recuperado la fascinación por cualquier tema – por extraño que sea – que me enseñe algo, contado con rigor y falta de sensacionalismo, me gustaría brindar unas líneas a su memoria.

Gracias, Juan Antonio.

Enlaces:

Página oficial de Juan Antonio Cebrián

Anuncios
comentarios
  1. Luciano dice:

    Ello supone, entiendo, la recuperación del poder psicotrónico, no?
    Por ejemplo, partir nubes (…para el supervisor)
    ;-p

    • Querido Luciano,
      me alegra comprobar que recuerdas algunas anécdotas de nuestra juventud – no tan lejana como algunos se empeñan en hacernos creer – relacionadas con el misterio 😉
      Pero ¡ojo! lo de partir nubes, no sé cómo, pero funcionaba!
      Gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s