Mi amigo Vicente

Publicado: 19 octubre, 2011 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , , , , ,

Mi amigo Vicente es un hombre serio, de los que te cruzas por la calle y te saludan con un sonoro “Buenos días” aunque tú pretendas rehuir su mirada. Tiene un bigote poblado, de los de antes, que le hace parecer aún más serio y solemne. Es un hombre que habla normalmente sin levantar la voz y con un tono tan amable que cuando está enfadado contigo ni se nota. A lo mejor por eso mi amigo Vicente tuvo tantos problemas en su anterior trabajo. Le despidieron sin avisar, de repente, faltándole al respeto – que es lo que más le dolió a él – y tratándole como si no se hubiera dejado la piel en la empresa durante muchos años. Vicente se fue, con la cabeza bien alta y una herida que quizás jamás cicatrice. El tiempo pasó y Vicente encontró otro trabajo en el que tuvo éxitos tan grandes que una nación entera se rindió a sus pies. Vicente entra a un bar y todo el mundo quiere invitarle, saludarle, abrazarle o decirle que gracias a él se reconcilió con su idea de país, una marca exclusiva que algunos se habían atribuido indecentemente.

Ahora, cuando la gloria conseguida por Vicente se ha convertido en un recuerdo perenne en nuestros corazones, su antigua empresa ha decidido entregarle una insignia, como reconocimiento a toda su labor.

Pero Vicente la ha rechazado.

Sin elevar la voz ha dicho que es doloroso que te llamen “inútil” y aunque ha pasado página, no ha podido olvidarlo. Estoy seguro de que en su decisión, difícil y dolorosa, ha pesado más que la gloriosa historia del oferente de la insignia, el saber que tiene que dormir con su conciencia todas las noches, que es una cuestión de compromiso con uno mismo, de decencia.

Vicente se apellida del Bosque y es el entrenador que llevó a la selección de fútbol de España a la conquista del Mundial. Su antigua empresa es el Real Madrid.

El ejemplo de Del Bosque – a pesar de llamarle “amigo” no tengo el placer de conocerle en persona – es una buena muestra de la caballerosidad y honestidad que hoy día echo en falta en nuestra sociedad. Usualmente se valoran los malos modos, los gritos descalificadores y se premia la falta de respeto. Cuando asisto con los ojos como platos a los despropósitos televisivos en los que el ventilador que esparce la mierda es atizado por personas que no solamente no tienen bagaje cultural – cosa que tiene fácil remedio: basta con leer un poco – sino que – y esto tiene mucha peor solución – además carecen de la más mínima decencia, el sentimiento que me invade es principalmente tristeza. Porque, para bien o para mal, nuestros hijos pasan muchas horas delante de la caja tonta – recomiendo ver supernanny donde realmente la psicóloga a quien tiene que educar es a los padres y  no a los hijos – y los valores que están aprendiendo son más bien la ausencia de los mismos. Poseer una escala de valores es fundamental para que el día de mañana sean capaces de calibrar sus acciones y gestionar sus respuestas a lo que les pasará en la vida y una respuesta templada, equilibrada y educada como la de mi amigo Vicente siempre ayuda a humanizar y adecentar un poco más el día a día, que falta nos hace.

Enlace:

“Si te dicen que eres un inútil te sentirías dolido”

Anuncios
comentarios
  1. Estoy de acuerdo en que las formas que utilizaron los entonces dirigentes del Madrid (los mismos que actualmente le ofrecen la insignia) no fueron las mejores, pero estuve de acuerdo con que lo echaran, incluso después de haber ganado varios títulos en sus diferentes etapas como entrenador madridista, porque el equipo languidecía y él no parecía capaz de reflotar la nave. Después de esto, y antes de hacer a la selección campeona del mundo, Del Bosque ha fracasado como entrenador en la única oportunidad que le ofrecieron en 4 años (por algo será) en el Besiktas, durante los cuales le he escuchado declaraciones “poco diplomáticas” en contra de sus ex-dirigentes, así que entiendo que no recoja ahora el premio. Desde 2008, ya todo el mundo sabe lo que ha conseguido con España, pero nadie debe olvidar que cogió a un equipo ya hecho por Luís Aragonés, repleto de buenos jugadores (algo parecido a lo que ocurrió en el Real Madrid) a los que sólo tuvo que recordar que siguieran jugando como antes, haciendo que el ambiente del equipo fuese el mejor posible.
    En resumen, me parece una buena persona y, como entrenador, un buen “conservador” de estilos precedentes y gestor de estrellas, pero es incapaz de crear un equipo desde 0. Como decían en el Equipo A: si usted, presidente, está en esta situación y se lo encuentra por la calle, quizás pueda contratarlo (aunque supongo que se retirará después de su etapa como seleccionador).

  2. A. Cortés dice:

    Gracias por tu opinión,
    no entiendo mucho de fútbol por lo que imagino que lo que dices de la gestión de los equipos será así, no obstante a mí particularmente – al menos en las declaraciones que he tenido la oportunidad de escuchar – Del Bosque me ha parecido un señor, que en el fondo es lo que trato de resaltar en la entrada.
    Espero más comentarios tuyos, especialmente si son críticos, por que es lo que enriquece este rincón de opinión.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s