El miedo del buen samaritano

Publicado: 18 octubre, 2011 en actualidad, opinión
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

La parábola del buen samaritano se utiliza en el evangelio cristiano para ejemplarizar, dando a entender finalmente que el ciudadano peor considerado en la Palestina del siglo I – el natural de Samaria – era en realidad el que tenía mejor corazón y más humanidad que el resto, supuestamente superiores en condición a él.

Una noticia escalofriante sucedida en China me ha dejado absolutamente anonadado: una niña de corta edad ha sido atropellada por dos vehículos y durante un buen rato yació moribunda ante la mirada indiferente de los transeúntes y los demás conductores. Por supuesto los vehículos que la arrollaron no se detuvieron a auxiliarla. ¿Cómo es posible que en una sociedad – que no es más que un conjunto de seres humanos que comparten leyes, valores y entorno común – supuestamente moderna, pueda suceder esta atrocidad?

Como no he querido dar crédito a que en China – ni en cualquier otra parte del mundo – puedan existir personas tan desalmadas e insensibles, he buceado un poco por los periódicos a ver si encontraba una razón de fondo.

Y la hay.

Se llama miedo.

Al parecer en China es bastante frecuente que los ciudadanos que auxilien a otros en apuros se vean metidos en líos, se duda de sus versiones, se les acusa incluso de haber provocado las lesiones, son denunciados por las familias de los propios auxiliados…

Entonces la pregunta no es por qué no ayudan sino cómo demonios se permite que esto sea así. El pueblo chino es peculiar, extraño – desde el punto de vista de un occidental como yo – y se encuentra viviendo una suerte de rara dicotomía social: capitalismo feroz a nivel económico – feroz quiere decir mano de obra barata maltratada y libre mercado – y comunismo a nivel político, es decir, un partido único, una superestructura ideológica sólida y monocromática.

En China han sucedido cosas tan extrañas como la feliz idea de permitir por ley un solo hijo por familia, norma que se estableció sin contar con la cultura popular y milenaria que dotaba a las mujeres de valor cero frente a los varones. Consecuencia 1: centenares de miles de niñas asesinadas o abandonadas al nacer. Consecuencia 2: centenares de miles de hombres sin oportunidad de encontrar una mujer y formar una familia – se habla incluso de raptos en países limítrofes – .

Es decir, la idiosincrasia del pueblo chino es peculiar y cualquier medida o ley hay que calibrarla mucho antes de llevarla a cabo. Si los buenos samaritanos se sienten amenazados hasta tal punto que prefieren la indignidad de ver como una niña muere ante sus ojos sin mover un dedo, que las autoridades – tan dadas como hemos visto a promulgar leyes globales de comportamiento – hagan algo, pero por favor que no permitan que esto vuelva a suceder.

Es sumamente difícil extirpar las taras mentales, sobre todo las asociadas al miedo, pero es necesario que si los chinos quieren entrar en el siglo XXI – y no lo olvidemos, para bien o para mal, ellos van a ser los amos del siglo XXI en todos los sentidos – sin que el resto del mundo les consideremos una amenaza,  empiecen a hacerlo.

No es soportable asistir a un espectáculo en el que se pone de manifiesto hasta dónde puede llegar la brutalidad del alma humana, aunque sea por puro miedo.

Enlaces:

Polémica en China por la indiferencia ciudadana tras el atropello de una niña

Anuncios
comentarios
  1. Vaco dice:

    Sin duda un gran artículo. Es interesante que al igual que yo buscando información al respecto hayamos pensado lo mismo. Quiero decir que en lugar de leer los comentarios de la gente por youtube en plan “exterminar a la raza china” me puse a mirar y es lo que tu dices, miedo. Miedo a que salgan perjudicados en lugar de beneficiados por ayudar.

    Que ojalá nunca más se repitan este tipo de sucesos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s