Probabilidades

Publicado: 27 septiembre, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Seguramente una de las señas de identidad del mundo y la época que nos ha tocado vivir, sea el bombardeo constante de información que sufrimos. A la mayoría de estas informaciones les acompañan llamativos titulares adornados con probabilidades. No hay día que no tropecemos con artículos o reportajes rematados con una cifra probabilística para tratar de dotarlos de cierta credibilidad.

Calcular una probabilidad es tan fácil como echar a volar la imaginación. Por ejemplo, ¿cuál sería la probabilidad de que en este instante me dé un infarto y caiga muerto sobre el teclado? Sólo es cuestión de calcular la probabilidad de que a una persona de mi edad, de mi peso, con mis hábitos alimenticios, mi historial genético y todas las variables que se me antojen, se le pare el corazón – y le cause la muerte fulminante – en un momento dado. El cálculo sería tan inexacto – o exacto, según lo vendamos – como quisiéramos, de manera que en función de los parámetros que alimentaran la pregunta, así sería la respuesta. Podríamos, por ejemplo, dar más importancia a un alto índice de masa corporal que a la edad, o al nivel de estrés en el trabajo… en definitiva, que el número obtenido sería el que quisiéramos.  Como decía un profesor de estadística “El papel lo aguanta todo”.

Leo en prensa que en la isla del Hierro, en Canarias, ha habido un aumento considerable de la actividad sísmica y volcánica, y que el presidente del Cabildo de la isla declara que “las probabilidades de una erupción volcánica son todavía remotas, entorno a un 15% por lo que no hay motivos para alarmarse” y me pregunto dos cosas. La primera es cómo han calculado ese número los sesudos expertos, pregunta lógica teniendo en cuenta mi absoluto desconocimiento en materia de volcanes… quiero imaginar que habrán utilizado datos históricos, parámetros geológicos, medioambientales, etc. Lo verdaderamente preocupante sería que se facilitara un dato obtenido a partir de hipótesis interesadas, lo cual, como he comentado más arriba, es relativamente sencillo de hacer. Si yo viviera en la isla del Hierro la respuesta a la segunda pregunta sería la que más me interesaría conocer, en este caso, cómo es posible que un 15% de probabilidades de que el volcán que hay en frente de mi casa erupcione, le puede parecer a un señor – un político – algo remoto y sin motivos para alarmarse. A lo mejor es que soy un miedoso, pero a mí, una vez que tuve que operarme, cuando me dijeron que tenía un – remoto – 7% de probabilidades de morirme, he de admitirlo, me acojoné bastante.

Remoto es que te parta un rayo y, !qué narices!, todos los años mueren unas cuantas centenas de personas en el mundo por ese motivo.

Remoto es que nos toque el Euromillón – a pesar de lo cual algunos seguimos echándolo – .

Un 15% es una barbaridad.

Los responsables de transmitir tranquilidad a la población en situaciones difíciles deberían darse un puntito en la boca antes de abrirla pare decir sandeces, porque a veces lo único que hacen es añadir más leña al fuego, que bastante tenemos ya.

¿Cuál será la probabilidad de que alguno de ellos aplique el sentido común?

La probabilidad de acertar respondiendo CERO es bien alta.

Referencias:

El Hierro, en alerta ante una posible erupción volcánica

NOTA:
Querido lector
he cambiado la ubicación del Blog, por favor, accede directamente a

www.acortescaballero.com.

Gracias y disculpa las molestias.

Un saludo,

Andrés Cortés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s